El fin de la basura plástica - Descubre los proyectos mas innovadores y ambiciosos

La era del plástico acabó, la era de la limpieza comenzó.

Y no, no es una línea sacada de ninguna película épica, es la realidad. La basura plástica está acabando con los ecosistemas y pronto irá a por la raza humana si no hacemos algo. Como mencionamos en otro articulo, por suerte, existen iniciativas como MacRebur que ha tomado cartas en el asunto.

El 3 de julio se ha instaurado como el Día Mundial Sin Bolsas de Plástico. Es uno de los pasos para concienciar a la población para no usar más productos plásticos de un solo uso.

Reciclar es una solución viable. Pero se han desarrollado otras políticas y tecnologías en algunos lugares, que deberían aplicarse allá donde haya seres humanos. ¡Veamos algunas!

Limpieza oceánica

El 85% de la contaminación en los océanos, es debido al plástico. La empresa The Ocean Clean Up ha creado un recolector de basura diseñado para atraer y capturar grandes cantidades de plástico.

En The Ocean Clean Up, afirman que, con este método, se puede acabar con la basura del Océano Pacífico en diez años. Y pretenden acabar con el 90% de la basura oceánica para 2040.

¿Botellas como moneda?

Así es, en Surabaya, Pekín, Estambul e Indonesia, se ha implementado este particular método de reciclaje. Consiste en el cambio de botellas plásticas para comprar tickets del transporte público. En Sídney incluso se pueden comprar entradas para el cine a cambio de botellas de plástico, ¡toda una ganga!

¡No más bolsas!

Tan simple y tan eficiente. En Ruanda prefirieron directamente prohibir el uso de bolsas plásticas desde 2008. Luego Nueva Delhi se sumó a la iniciativa, prohibiendo la venta de cualquier plástico no reciclable.

Ambos lugares han corroborado la efectividad de este sistema. Fue difícil al principio, debido a los aprietos con el empaquetado, pero vale totalmente la pena.

¿Alquimia?

No exactamente, pero algo bastante parecido. En la Universidad Inglesa de Warwick han dado con una tecnología capaz de convertir plástico, en aceite. Tal como lo lees. Se trata de una máquina que desintegra el plástico por medio de un proceso llamado pirólosis.

Pero eso no es todo, además de crear aceite (crucial para mil y un cosas en la cotidianidad), ¡la pirólosis genera energía eléctrica! Las cantidades de desecho plástico son colosales. Ahora, planteemos que transformamos la mayoría en energía; estaríamos matando dos pájaros de un solo tiro.

Conclusión

Estas políticas y tecnologías forman parte activa en la salvación del planeta que habitamos. Pero allá donde nos encontremos, tenemos que tomar acción para ayudar a dar solución a problemas locales. Tan sólo hace falta un poco de conciencia y de enfoque hacia el progreso.

También te puede gustar

¿Qué es el plogging ...

El plogging empieza a ganar fama en el mundo por ser un...

Una acción local con ...

Para nadie es un secreto que vivimos en una sociedad de consumo...

Post your Comments

NAME *
EMAIL *
Website